n'
Página Inicial
Nuestra Misión
Notas
Noticias
Educación Vial
Newsletters
Premios Obtenidos
Prensa
Galería de Videos
Galería de Imágenes
Conducta Móvil
La Guantera Vial
Enlaces
Contáctenos

Buenos Aires, República Argentina, Septiembre 2011

Según la Organización Mundial de la Salud para el año 2020 los siniestros viales (mal llamados accidentes de tránsito) serán la tercera causa de muerte y lesiones entre las personas. En la República Argentina, según informes de algunas organizaciones de seguridad vial especializadas en la materia, aproximadamente 7.500 personas fallecen por año por hechos de tránsito, lo que daría un promedio de 20 a 22 personas por día. La cantidad de lesionados de toda naturaleza por estos hechos viales se estiman en 120.000 anuales. En el mundo entero se habla de 1.300.000 personas fallecidas por año por este flagelo.

Que hacer para reducir esta altísima siniestralidad vial se preguntan muchos?

Es compleja la temática pero no es imposible de solucionar. Algo importante que tenemos que comenzar a hacer es modificar ciertas terminologías asociadas. En Conducta Vial por ejemplo intentamos hablar de siniestros viales en vez de los mal llamados accidentes de tránsito. Por qué? Porque se afirma que el 90% de los hechos de tránsito que generan y finalizan con tantas personas fallecidas y lesionadas suceden por fallas de factor humano, es decir por culpa, irresponsabilidad e imprudencias de las personas. Por lo que no se debe ni debería hablar más de accidente de tránsito; mejor y más correcto es decir “siniestros viales”, “siniestros de tránsito”, “hechos de tránsito”, etc.

Cuando hablamos de esta problemática debemos hablar, entre muchas otras cosas, de Prevención Vial, de Seguridad Vial, de Educación Vial, de Conciencia Vial y de Conducta Vial.

La Prevención Vial sería el camino más efectivo para modificar esta realidad. Para ello, debemos ser capaces de percibir el riesgo real existente en la vía pública y actuar en consecuencia a fin de no resultar perjudicados.

A la Seguridad Vial se la podría entender como una cadena en la cual, si falta de uno de sus eslabones, el sistema entero falla. Los eslabones fundamentales son: la educación, la prevención, la fiscalización, el control y la sanción.

A la Educación Vial se la entiende como aquel tipo de educación que se basa en la enseñanza de hábitos y prácticas que tengan como bien final la protección y cuidado de los individuos en la vía pública. A través de la educación vial se debería generar un cambio cultural profundo, por lo que son muy importantes todo tipo de programas de fortalecimientos educativos tanto públicos como privados.

Hablar de Conciencia Vial es comprender y saber que debemos tomar conciencia de los riesgos a los que estamos expuestos mientras somos usuarios en la vía pública, ya sea como conductores de vehículos, como acompañantes y pasajeros, como peatones, cuando conducimos una motocicleta, cuando somos ciclistas, cuando vamos a cruzar una vía de ferrocarril, etc.

Nuestra Conducta Vial, es determinante para evitar un siniestro vial. En la vía pública hay riesgos y hay que visualizarlos. Los siniestros viales provocan daños y, por más leves que parezcan, siempre generan consecuencias negativas, afectando nuestra vida. Los riesgos viales se nos presentan a diario y una conducta preventiva es la mejor manera de reducir la posibilidad de sufrirlos. Esperar a que los demás actúen correctamente significa depositar nuestra seguridad en otro y esto no garantiza un tránsito seguro. 

Para colaborar en esta grave problemática está Conducta Vial y www.conductavial.com, que fue creado con el objetivo de ayudar a las personas a mejorar su cultura vial. Trabajamos al servicio de la comunidad.  Conducta Vial es un lugar adonde usted podrá informarse, aprender, ser escuchado, participar. Contamos con usted y su participación ya que al tránsito lo hacemos entre todos y entre todos debemos de solucionarlo.

Conducta Vial: Un espacio de todos y para todos!!

Fernando Alberto Ulloa
Director Responsable de Conducta Vial

   
Webmaster